Ucrania: Welcome Mr Marshall


El genial realizador valenciano Luis García Berlanga filma en 1953, Bienvenido Mr. Marshall, una sátira muy apegada a su estilo, donde juega ácidamente con los sueños de los pobladores de Villa del Río, un pequeño pueblo español, que se dispone a esperar a los «americanos» que van a traer la prosperidad, la felicidad y muchos dólares. El pueblo entero espera saludar al famoso general y Secretario de Estado George Marshall, que saludará desde los balcones del ayuntamiento.

El Plan conocido oficialmente como European Recovery Program o ERP, pretendía reconstruir a los países europeos devastados tras la Segunda Guerra Mundial. El plan fue destinado principalmente a cerrar el avance del comunismo, pero todo fue tan raudo, como el pasó de «americano» por Villa del Río.

Ahora en Ucrania, quizás algún director de cine este pensando en una nueva versión del film de Berlanga, que por lo sucedido ayer, parece que la cultura cinematográfica es bastante pobre, porque no han visto el film de Berlanga.

Con la velocidad del rayo, la Rada Suprema, el ilegal parlamento ucraniano, aprobó el monumental ajuste neoliberal por lo que se congelarán salarios, se subirán impuestos y tarifas, se recortarán gastos sociales, se practicaran recortes a subvenciones y de postre se anuncia el despido de unos 24 000 empleados estatales de los 249.000 agentes públicos, otro 20% será «ajusticiado» después de que se aprueben reformas constitucionales que eliminarán administraciones estatales. Tras la heroica decisión de los liberales de Kiev, muy acordé a su ética, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciara un acuerdo para el rescate, otorgando a Kiev entre 14.000 y 18.000 millones de dólares en los próximos dos años.

El paquetazo neoliberal que acaban de zurrarle al pueblo ucraniano, deja en evidencia las razones ocultas de las protestas que forzaron la caída del presidente Viktor Yanukovich, quien se había negado a aceptar las exigencias del FMI. Por ejemplo entre las medidas más severas están el aumento del 100% de los impuestos y las tarifas de hidrocarburos a los grandes monopolios, la suspensión de las devoluciones del IVA en efectivo a las empresas a cambio de bonos estatales, mientras la tarifa del gas aumentará el 50%.

Se calcula que para el 2016 se quitaran absolutamente el resto de los subsidios a la energía, olvidando que el próximo 25 de mayo habrá elecciones presidencial, que quizás traigan aparejado cambios en la dirección económica, si ya no tienen al ganador in pectore.

Los ucranianos ya estarán recordando con ira, las protestas de Atenas y Nicosia apenas unos meses atrás. Es lógico sospechar que a partir de estos días y cuando los telegramas de despido comiencen a desperdigarse y la remarcación de precios y tarifas se afiebren hasta el paroxismo, nuevas olas de manifestantes ocuparan la Maidán de Kiev y otras ciudades de Ucrania.

Si bien otros países europeos ya han sido carcomidos por los planes del Fondo, al igual que en Latinoamérica en los noventa, la diferencia con Ucrania es que es un país violentado constitucionalmente, con importantes diferencias regionales, un gobierno endeble con profundas diferencias internas, sin real posesión del territorio y una importancia geoestratégica clave, que no admitiría resoluciones de mediatintas lo que impediría una partición pacifica y acarraría una guerra de consecuencias apocalípticas.

Ucrania financieramente esta en un estado peligrosamente delicado, décadas de corrupción e indecisión política, han generado una economía esquelética. Y por aquí sabemos bien, que nunca jamás ningún plan del FMI, sacó o va a sacar a cualquier país del estancamiento y mucho menos de la banca rota, al contrario lo meterá en una rueda de nunca acabar. Los intereses de la Unión Europea son ahora mucho más personales que nunca. Tan exhausta como Ucrania, Europa necesita desesperadamente sacar recursos de donde sea y para ello hasta toma el riego de iniciar una fogata junto a un polvorín llamado Rusia.

Con la reincorporación a la Federación de Rusia de Crimea y próximamente de la república de Transnitria, Rusia ha dejado bien en claro lo que no negocia y lo mismo hará si las regiones ruso parlante de Ucrania pidieran su incorporación a Rusia, que de seguir con estos planes económicos no tardaran en hacerlo.

Desde Roma, el presidente estadounidense, Barack Obama, describió los arreglos con el FMI, como una «señal concreta de la unidad del mundo respecto de Ucrania», mientras que las Naciones Unidas, ya aprobó la resolución que defiende la integridad territorial de Ucrania y rechaza la secesión de Crimea a la Federación de Rusia. Como si algo de esto fuera a asustar a Moscú.

De llegar a las elecciones de mayo en Ucrania, los candidatos con más posibilidades, son todos parte de los golpistas como la ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko, destituida en 2010 por corrupción y recientemente liberada, el siniestro ex campeón mundial de boxeo Vitali Klitschko, aunque quién encabeza las encuestas es el multimillonario Piotr Poroshenko. El magnate chocolatero, que fue el sponsor principal de las manifestaciones en Kiev, proporcionando comida, ropa, carpas y calefacción a los manifestantes, además de insumos para la construcción de barricadas y agitar a la opinión pública desde el canal 5 de televisión que es de su propiedad.

Los impresentables primos del campo.

Como siempre la burguesía usa a la ultraderecha como fuerza de choque y una vez conseguido sus fines no saben donde esconder a los impresentables primos del campo.

Este es el problemita que el nuevo gobierno ucraniano esta teniendo por estos días y seguramente se extenderá por bastante más tiempo. Uno de los líderes de la organización neo nazi, Leviy Sektor (Sector de derechas)

Alexánder Muzychko, alias «Sashko Biliy», fue asesinado en una emboscada [Ver video: Murder of Alexander Muzychko aka Sasha Beliy captured by surveillance Сameras], de la que sus camaradas, responsabiliza el ministro del interior Arsén Avákok. El líder nazi fue sorprendido en una aldea cerca de la ciudad de Rovno, en el oeste del país, por fuerza de seguridad. Al resistirse a la detención, Muzychko, abrió fuego e intentó escapar, a lo que la policía respondió con dos sendos disparos en mitad del pecho, informó el viceministro del Interior, Vladímir Evdokimov.

En marzo último el Comité de Investigaciones de Rusia habia acusado a Muzychko de estar vinculado con terroristas chechenios y de ser responsable de la torturar y dar muerte a más de veinte soldados rusos en Chechenia.

El propio Muzychko, hace dos semanas grabó un video donde aseguraba que el ministro del interior Arsén Avákok estaba pergeñando una serie de desapariciones o asesinatos y él era el primero de la lista.

Esto ha provocada que nuevamente la Rada de Kiev este rodeada por unos mil quinientos hombre del Leviy Sektor, armados con AK47, cuchillos de combate y hachas para tener una amena conversación con los que ellos creen son responsables del asesinato de su rechoncho führer, el buenazo Biliy.

Así están las cosas en la vieja Ucrania, el nuevo gobierno jaquea a la población con recetas del FMI, y los neos nazis jaquean al gobierno. Sin duda el presidente ruso Vladimir Putin seguirá las imágenes por televisión con un remoto placer.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista internacional especializado en África, Medio Oriente y Asia Central. Colabora con diferentes medios escritos y radiales de América Latina. Dirige en Facebook: «Línea Internacional», «Revista Hamartia» y «Jornada Latinoamericanas», «Revista Archipielago» (México), «Caratula» (Nicaragua), «A Plena Voz» (Venezuela), Radio Madre (AM. 530) y Radio Grafica (FM 89.3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s