La gilipollas de la semana: Patricia Flores


Esta semana tenemos a una ganadora sin precedentes, otra triunfadora de la vida que consiguió dar el braguetazo con la política, elogiamos enormemente la superación personal, pero en este caso nos tememos que estamos ante un caso de degeneración mental.

Esta mujer, que goza del privilegio de una vida acaudalada y una posición de influencia en la administración pública, gracias al riguroso sistema de selección conocido como dedazo o enchufe, osa, porque no se puede decir de otra forma, desempeñar su función primordial: servir a la burguesía y sus intereses, por poco éticos, morales, o injustos que pudieran parecerle a nadie.

“¿Tiene sentido que un enfermo crónico viva gratis del sistema?”. La pregunta se la hizo en un acto público a mediados de enero Patricia Flores, viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, que consideró en la misma intervención que hay que pensar que “lo sanitario tiene un fin”.

Nosotrxs, queridos lectores, la moral nos la pasamos por las gónadas, puesto que la moral de poco más vale que para que te claven en una cruz y te hinchen las dos mejillas a tortas, pero lo cortés no quita lo valiente, y que no tengamos moral no quiere decir, que como esta rata llamada Patricia, no tengamos principios ni coherencia.

Coherencia sería, por ejemplo, que el hijo o el nieto de esta señora tuviese Diabetes, y que esta señora, lejos de luchar para que su nieto, y por ende todos aquellos que padezcan de Diabetes en el grado que sea, tengan un tratamiento gratuito y adecuado, le compre 5 kilogramos de Nutella para que el niño muera lo antes posible, porque total, siendo coherentes, no le voy a pagar de mi bolsillo si puedo lo que no quiero que le proporcione el estado, que evidentemente puede, y debe. Porque en este caso la rata despreciable de Patricia, sabemos que puede y lo pagaría si se tratase de un familiar, pero,  ¿qué opinaría Patricia si no fuese una representante de la burguesía sin problemas económicos, y un familiar suyo sufriese una enfermedad crónica?

Nunca lo sabremos porque no somos dios, lo que sí sabemos es que le deseamos la peor de las enfermedades crónicas para que las disfrute podrida de dinero, a ver si, por algún casual, esta mujer pierde su holgura económica y es víctima de la misma reforma sanitaria que ella impulsó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s