Víctimas del Estado a Causa del Conflicto Vasco


No son víctimas de ETA, no son las ochocientas víctimas que ha dejado la banda y cuyo número se encargan muchos de recordar y restregar como arma política de plató en plató y parlamento a parlamento para perjudicar a un partido y beneficiar a otro para calcular el número de votos logrado. Son las otras víctimas, las que en el mejor de los casos se olvidan, porque en el que no se olvidan, se insultan y denigran. Empeñado el estado en no reconocerlas como víctimas.

En esta lista de cuatrocientas personas asesinadas desde los años sesenta hasta la actualidad por las fuerzas del estado en todas sus dimensiones, hay fusilados por el franquismo, asesinados en atentados del GAL, torturados en dependencias policiales así como asesinados en hechos aislados como consecuencia de lo que el conflicto vasco significa en la sociedad española. Hay algunos conocidos miembros de ETA, como Argala, Txiki y Otaegi, otros que simplemente pasaban por allí y cuyo único delito fue ser vasco, abertzale y de izquierdas, como Angel Berrueta, asesinado a tiros por un escolta de UPN en 2004, o Aitor Zabaleta, seguidor de la Real Sociedad asesinado en el Calderón por el grupo neonazi del Atlético de Madrid Bastión, también está Germán Rodriguez, asesinado en San Fermín del 78 por la policía de un disparo en la cabeza, o Mikel Zabalza, torturado hasta morir por la Guardia Civil de Intxaurrondo y ocultado en el río Bidasoa.
Son ellos, los nunca suficientemente insultados por España. Cuando uno se arriesga a recordar la existencia de estas cuatrocientas víctimas, el Gobierno español, el PP, el PSOE, o la AVT se encarga de llamarlos “verdugos”, y te acusan de situar a las víctimas de ETA al mismo nivel de sus verdugos, como si estas 400 personas fueran forzosamente las responsables de los asesinatos de ETA. Un comportamiento tan profundamente ruín solamente puede venir por la ignorancia y no por la maldad, en su empeño en simplificar el conflicto vasco y de reducirlo a dos únicos bandos, “los asesinos de ETA y sus asesinados”, a la fuerza tienen que ocultar estas 400 personas, pero para que no se olvide, aquí las traigo, y eso que soy poco amigo de utilizar los muertos para ponerlos encima de la mesa para pedir cuentas, como tanto gusta a hacer a PP y PSOE en su deriva necrófila. Estas personas tienen cara, como se puede ver, tienen nombres y apellidos, tienen familia, y en un pueblo de apenas dos millones de habitantes, todo el mundo se conoce, y por tanto es inútil negar las víctimas de un lado cuando hay cuatrocientas familias enteras que saben muy bien y conocen muy de cerca lo que es la violencia que ha derivado de este conflicto político, para que sigan negándose a calificarlo como tal y a buscar una solución que repare a las víctimas y cierre lo mejor posible las heridas causadas.
ESTADO FASCISTA, ESTADO TERRORISTA!!!
JO TA KE!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s