Nikolai Andrianov


Nikolai Andrianov nació en Vladimir, unos 200km al este de Moscú, en 1952, y a la edad de 12 años ya empezó a practicar gimnasia, aunque esa edad era y es considerada tardía para comenzar dicho deporte. Era un chaval muy rebelde, y tardó bastante poco en cansarse de un deporte tan sacrificado y exigente. No obstante, y debido al emepeño de su entrenador, Nikolai Tolkaychov, volvió.

Nikolai Andrianov fue un responsable principal del fin del dominio japonés en la gimnasia olímpica, un héroe soviético cuyos logros no trascendieron en occidente debido a su procedencia.

En 1976, en los JJOO de Montreal, Andrianov contaba con 24 años y consigue cuatro oros, entre ellos el de mejor gimnasta, dos platas y un bronce. Nikolai ya sabía, no obstante, lo que era participar en el mayor evento deportivo del mundo, con permiso de los Mundiales de Fútbol, y también lo que era ganar medallas, puesto que cuatro años antes, en Munich, había logrado tres metales. A pesar de sus magníficos duelos en Montreal con los japoneses, en especial con Kato (campeón en Munich ´72 y México ´68) y con Tsukahara, no consiguieron llevarle a las portadas de los diarios mundiales. Los prejuicios occidentales de la clase dominante con respecto a su origen le relevaban, a pesar de su enorme éxito, al ostracismo.

Andrianov en Madrid, en 1971

A pesar de esta consciente ignorancia, Andrianov era considerado poco menos que un dios en el mundo de la gimnasia. Como todos los soviéticos, contaba con una técnica infinitamente trabajada, destacando sobretodo y sobre todos, en los ejercicios de suelo. Tras conseguir cinco medallas olímpicas en Moscú, se retira en 1980. En el momento de su retirada, era el deportista olímpico más laureado de la historia, solamente superado por su compatriota y compañera, la también soviética Larissa Latinina, que contaba con 18 medallas entre 1956 y 1964.

Se convirtió en entrenador, una vez casado con la también gimnasta olímpica Liubov Burda, haciéndose cargo primero de las jóvenes promesas soviéticas, y a partir de 1994, tras la caída de la URSS, en Japón, invitado por su compañero, amigo y otrora rival, Tsukahara.

Tras Japón, vuelve a Rusia y trabaja en el gimnasio de nombre como su entrenador juvenil, Tolkaychov, hasta el momento en que una enfermedad se lo impide. Se trata de una enfermedad que le tiene mal varios meses, una enfermedad extraña y neurodegenerativa, la atrofia multisistémica. Esta enfermedad comenzó parándole a Nikolai la parte derecha del cuerpo, hasta que el pasado 21 de Marzo se lo llevó para siempre. Se llevó al deportista masculino que ostentó en su haber más medallas olímpicas (18) hasta que apareció en una piscina un tal Michael Phleps en 2008.

Nikolai Andrianov había muerto con 59 años, y había logrado 15 medallas desde 1972 hasta 1980.

DESCANSE EN PAZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s