Enver Hoxha: Marxista Leninista


TOMADO DE:   http://www.euskalherriasozialista.blogspot.com/

Encuentra las siete diferencias con el despacho de Carmelo Suárez. Te damos la primera: en el de Carmelo Suárez el retrato de Stalin es uno del Rey

Por: José Sotomayor Pérez
En la ardua y prolongada lucha contra el revisionismo contemporáneo, Enver Hoxha ha jugado un rol destacado. Marxista leninista consecuente, supo enfrentarse  a los revisionistas soviéticos en el mismo Moscú, el año de 1960, con motivo de los prolongados debates  en la Conferencia de los 81. En esa oportunidad puso a Jruschov en el banquillo de los acusados desenmascarándolo  como un vulgar oportunista  y autor, con Tito, de la contrarrevolución húngara. “El comunista que en estos momentos no defiende a Stalin es un cobarde”, les dijo a todos los presentes en la Conferencia.
Hoxha también tiene el mérito de haber puesto al desnudo el revisionismo chino. En su obra “El Imperialismo y la Revolución” se ocupa del “Pensamiento de Mao Tse Tung” y demuestra su contenido ajeno al marxismo leninismo, en su tres partes y fuentes integrantes. Son valiosas sus obras “Cuestiones sobre China”, “Los jruschevistas”,  “Eurocomunismo es anticomunismo”. Se han publicado en español sus “Obras Escogidas”
La práctica ha demostrado que  la firme defensa de Stalin que Hoxha  hizo durante toda su vida de dirigente comunista, es una de sus mayores contribuciones al movimiento proletario revolucionario. El imperialismo los reaccionarios y oportunistas de toda laya, hoy en día centran sus ataques  contra Stalin y su obra.  El anticomunismo  hace su labor siniestra  denigrando, calumniando e insultando a  Stalin, y de este modo la obra de Hoxha tiene enorme actualidad por su defensa  científicamente fundamentada del gran sucesor de Lenin, que símboliza  la construcción victoriosa  del socialismo en la URSS y la derrota aplastante de  la Alemania nazi.
El discurso de Enver Hoxha en la Conferencia de los 81 fue replicado  en primer lugar por Dolores Ibarruri, la “Pasionaria”, con los conocidos argumentos del revisionismo  sobre la paz, la coexistencia pacífica, la vía pacífica, etc. Por encargo de los soviéticos hizo un ataque frontal  a las posiciones defendidas por Enver Hoxha, llegando al ataque personal con gesticulaciones y ademanes  provocadores. Desde la tribuna  se dirigía al líder albanès, que se encontraba  cerca,  a su costado izquierdo,  como quien reprende a un subordinado y le  da órdenes. Es claro que si Hoxha hubiera tenido oportunidad de replicar tan infeliz discurso, la “Pasionaria” hubiera sido demolida.
GLORIA ETERNA AL GRAN ENVER!!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s