La Cuarta compañía.


Fue una compañía de voluntarios Españoles al servicio de la URSS durante la Segunda Guerra Mundial, creada en el mes de julio de 1941, sus miembros eran españoles afincados en Moscú y Gorka, con cierta experiencia militar adquirida en la guerra civil española. La cuarta compañía estaba integrada en el Primer Regimiento Motorizado de Tiradores perteneciente al OMSBON y mandado por el teniente coronel Roglin.

La compañía formada por españoles estaba mandada por el capitán Pelegrín Pérez Galarza (comisario político durante la Guerra Civil Española), la compañía seria dividida en 3 secciones, formada por 125 hombres. Cuatro españoles serian destinados a la compañía de enlaces del regimiento.
La misión del Regimiento y por tanto de la compañía era la de defender los puntos clave de Moscú si los Alemanes conseguían alcanzar la ciudad.
Su campamento base se encontraba en el pueblo de Stroitiel a 25km al norte de la capital soviética, allí los españoles aprenderían topografía, manejo de explosivos, tácticas y perfeccionarían los conocimientos adquiridos en España años atrás.  La instrucción duraría dos meses, en otoño se les destino a Moscú ante el avance Alemán.
Los españoles conocieron su misión, la defensa de la Plaza Roja y el Kremlin. Las secciones fueron distribuidas para proteger: el hotel Nacional, la Casa del gobierno y el Museo de Lenin. Durante este periodo de tiempo jóvenes españoles residentes en Moscú se intentaron unir a la cuarta compañía, algunos serian admitidos.
Los españoles residentes en Moscú, no participantes en unidades militares fueron participes de las construcciones defensivas que se elaboraron durante el tiempo que los alemanes estuvieron cerca de la capital soviética.
El día del aniversario de la Revolución de Octubre (7 de Noviembre), en el gran desfile militar que se celebra, los Españoles participan en el y juran la bandera Roja.
El 28 de noviembre son trasladados a la  zona de Kalinin y Klyn, donde son situados en posiciones de retaguardia, por lo que solo escuchan el sonido de la guerra. En estas posiciones pasan un frió atroz, sobretodo los españoles que vienen de Andalucía.
Son acantonados en Kruikovo en las posiciones de retaguardia se dedican a la fortificación y preparación de posiciones defensivas (patrullas y colocación de minas). Algunos españoles entran en combate con patrullas alemanas que operan tras las líneas enemigas para sembrar el caos o ocupar cruces de caminos.
Recibieron la medalla de la Defensa de Moscú.
Fuentes: Los Españoles de Stalin. Daniel Arasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s