Testigo de la muerte de Bin-Laden


En un reporte televisivo sensacional y explosivo, la Agencia de Noticias Paquistaní ofreció una entrevista en vivo a un testigo visual del ataque de los EE.UU. contra el  supuesto campamento de Osama bin Laden. El testigo visual, Mohammad Bashir, describió cómo se desarrolló el acontecimiento. De los tres helicópteros, “sólo de uno bajaron los hombres [los Navy Seals] y volvió a recogerlos, pero cuando  los recogía [el helicóptero] explosionó y se incendió”. El testigo dice que no hubo sobrevivientes, apenas cadáveres y pedazos de cuerpos por todas partes. “Vimos el helicóptero incendiarse, vimos los cadáveres, entonces los testigos fuimos removidos del lugar y ahora no hay nada”.

Yo siempre me pregunté cómo un helicóptero podría estrellarse, como lo reportó la Casa Blanca, sin producir al menos heridos. Con todo, en la historia original de la Casa Blanca, los Navy Seals no sólo sobrevivieron a un combate de 40 minutos con Al-Qaida, “los mejores entrenados, los más peligrosos, los asesinos más viciosos del planeta”, sin un rasguño, sino también haber sobrevivido a un accidente de helicóptero sin un rasguño.

El reporte televisivo paquistaní está disponible en Youtube. La página de Internet Veterans Today agregó una traducción junto con un vídeo de la entrevista. Information Clearing House la hizo disponible el 17 de mayo.  Si la entrevista no es broma y la traducción es correcta, ahora conocemos la respuesta a la pregunta sin contestar: ¿Por qué no hubo ninguna ceremonia en la Casa Blanca con el presidente Obama colocando medallas a todos los heroicos Navy Seals que rastrearon y ejecutaron al Enemigo Público Número Uno?

La noción de que Obama tuvo que guardar en secreto la identidad de los Navy Seals para protegerlos contra Al-Qaeda detrae la imagen heroica de fieros hombres de los Navy Seals, y de ella se filtra credulidad del porque los manipuladores políticos de Obama no habrían ordeñado la ocasión al máximo. Con la excepción de los sitios en Internet Veterans Today e ICH, no he visto ninguna mención al reporte televisivo paquistaní.

Si la prensa acreditada de la Casa Blanca es consciente del reporte, nadie le ha preguntado a presidente Obama o a su portavoz de prensa acerca del reporte. Helen Thomas fue la última reportera norteamericana en ser lo suficientemente valiente para hacer este tipo de preguntas, y ella fue exterminada por los cabilderos de Israel.

Marginados en los medios

En Estados Unidos hemos alcanzado el punto donde despiden a cualquiera que dice la verdad y es marginado como un “teórico de la conspiración”. Recientemente, un profesor de la nano-química de la Universidad de Copenhague hizo un viaje de conferencias en las principales universidades canadienses explicando la investigación, conducida por el mismo y un equipo de físicos y de ingenieros, que dieron lugar a encontrar pequeñas partículas de nano-thermite en las muestras del polvo de los restos de las torres del World Trade Center, además de otras evidencias que el profesor y el equipo de investigación lo ven como prueba científica concluyente de que las torres fueron derribadas por demolición controlada.

Ninguna universidad norteamericana se atrevió a invitarlo, y de lo que yo sé no hay ninguna mención del informe explosivo de la investigación en la prensa norteamericana. Es sorprendente que 1.500 arquitectos e ingenieros, que conocen realmente algo sobre edificios, su construcción, su fuerza y sus debilidades, y que en varias ocasiones han pedido una investigación real sobre la destrucción de los tres edificios del WTC, son considerados como teóricos de la conspiración que no conoce nada sobre arquitectura, ingeniería o edificios.

Lo mismo va para el gran número de pilotos que cuestionan las maniobras de vuelo realizadas durante los ataques, y los bomberos sobrevivientes y los “primeros en llegar” al lugar de los ataques, quienes reportaron oír y experimentar personalmente explosiones en las torres, algunas de las cuales ocurrieron en sub-sótanos. Un gran número de altas figuras políticas en el extranjero no creen una palabra de la historia oficial del 9-11.

Por ejemplo, el ex presidente de Italia y el decano del senado italiano, le dijo al periódico más antiguo de Italia, Corriere de la Sera, que los servicios de inteligencia de Europa “saben bien que ataque desastroso [del 9/11] ha sido planeado y realizado por la CIA norteamericana y el Mossad [israelí]… para poner bajo acusación a los países árabes, con el fin de inducir a los poderes occidentales para tomar parte en [las invasiones]“.

Hasta en la Internet

Y aun cuando entre la gente que lo reportó hay quienes tienen perspectivas disidentes, como yo, son calificados de teóricos de la conspiración y son prohibidos de los grandes medios de comunicación. Esto se extiende a la Internet, además de los periódicos y la TV. No hace mucho tiempo un reportero para la página de internet, The Huffington Post, descubrió que Pat Buchanan y yo somos críticos de las invasiones de Iraq y de Afganistán. El estaba fascinado que existieran algunos funcionarios de la administración Reagan que disintieron del Partido Republicano de la guerra y pidió entrevistarse conmigo.

Después de que él colocó la entrevista en el Huffington Post, alguien le dijo que yo no era creíble sobre el 9/11. En pánico el reportero se contacto conmigo, exigiendo saber si yo no creía en la historia oficial del 9/11. Yo le contesté que no siendo arquitecto, ingeniero, físico, químico, piloto, ni bombero, tenía poco que contribuir a entender el acontecimiento, pero que yo había reportado que varios expertos habían planteado cuestionamientos.

El reportero estaba aterrado de que, de alguna manera, él podía haber dado credibilidad a un escéptico del 9/11 y ser despedido por entrevistarme sobre mis opiniones de la guerra para el Huffington Post. Él añadió rápidamente al principio y, si la memoria no me falla, terminó con la entrevista argumentando que mi falta de validez sobre el 9/11 significaba que mis opiniones sobre las guerras no podrían ser tomadas en cuenta. Si él hubiera sabido que yo no estaba seguro de la historia oficial 9/11, no habría habido entrevista. Uno no tiene que ser científico, arquitecto, ingeniero, piloto o bombero para notar anomalías asombrosas en la historia [oficial] del 9/11.

Asuma que la historia oficial está correcta y que una banda de terroristas se burlaron no sólo de la CIA y el F.B.I., sino también de las 16 agencias de inteligencia de los EE.UU. y las de nuestros aliados de la OTAN y el notorio Mossad de Israel, junto con el Consejo de Seguridad Nacional, el NORAD, el controlador aéreo y de seguridad aeroportuaria cuatro veces en una hora en la misma mañana. Acepte que este grupo de terroristas llevó a cabo una hazaña digna de una película de James Bond y entregó un soplo de humillación a la única superpotencia del mundo.

Si algo como esto ocurriera realmente, el presidente, el congreso, y los medios estarían exigiendo saber ¿cómo una cosa tan improbable pudo suceder? La investigación y la búsqueda de responsables estarían en la orden del día. Con todo, por un año o quizá dos, el presidente Bush y el vicepresidente Cheney se resistieron a las súplicas y demandas de las familias de 9/11 para una investigación, antes de que finalmente designaran a un comité de políticos inexpertos para escuchar a los que el gobierno eligió que hablaran. Uno de los políticos dimitió de la comisión considerando que todo estaba “arreglado”.

Incluso los dos presidentes y el principal asesor legal de la Comisión de 9/11 escribieron libros en los cuales indicaron que ellos creían que los miembros de las fuerzas militares y de otras partes del gobierno mintieron a la comisión y que la comisión consideraba referir el asunto a una investigación y procesamiento. Thomas Kean, presidente de la Comisión de 9/11, dijo: Los “funcionarios de FAA y de NORAD dieron relatos del 9/11 que eran falsos…., Hasta el día de hoy no sabemos por qué NORAD nos dijo lo que él nos dijo…. tan lejos de la verdad”. El Vice presidente Lee Hamilton dijo: “Tuvimos un marco de tiempo muy breve… no teníamos suficiente dinero…. Tuvimos a mucha gente oponiéndose fuertemente a lo que lo hicimos.  Tuvimos mucho problema para conseguir el acceso a los documentos y a la gente. ….Así que hubo toda clase de razones para pensar que nos pusieron para fallar”.

Por lo que sé, ni un solo miembro del gobierno o los medios hizo un tema del porqué los militares mentirían a la comisión. Ésta es otra anomalía para lo cual no tenemos ninguna explicación. El rompecabezas más grande es la conclusión extraída por una audiencia nacional de la observación en sus pantallas de TV sobre el colapso del WTC.

La mayoría parece aceptar que las torres se cayeron como resultado del daño estructural infligido por los aviones de pasajeros y de los incendios limitados, de baja temperatura. Con todo, lo que las imágenes muestran no son edificios cayéndose, sino explosionando. Los edificios que son destruidos por incendios y daños estructurales no se desintegran en 10 segundos o menos aun en un polvo fino con masivas vigas de acero cortados en cada nivel de pisos por temperaturas tas altas que los incendios del edificio no pudieron lograr. Nunca ha sucedido, y nunca sucederá.

Véalo usted mismo

Conduzca un experimento. Libere su mente de la explicación programada de la destrucción de las torres e intente discernir lo que le están diciendo sus ojos mientras que usted mira los vídeos de las torres que son accesibles en la Internet. ¿Es ésa la manera en que los edificios se caen por un daño, o es el modo en los edificios son derribados por explosivos?

Con muy poca duda, muchos norteamericanos prefiere la historia oficial a las implicaciones que siguen de concluir que la historia oficial es falsa. Si los reportes son correctos, el gobierno de los EE.UU. ha entrado en el negocio de manejar las percepciones del público de las noticias y los acontecimientos. Al parecer, el Pentágono ha ejecutado Operaciones Psicológicas para el Manejo de la Opinión.

Hay también informes que el Departamento de Estado y otras agencias estatales utilizan Facebook y Twitter para suscitar los problemas a los gobiernos sirios, los iraníes, rusos, chinos, y Venezuela en un esfuerzo para quitar del poder a los gobiernos no controlados por Washington. Además, hay informes que los gobiernos y las organizaciones privadas emplean “duendes” para navegar en el Internet e intentar desacreditar en blogs y secciones de cometarios a reportes y escritores que no comulgan con sus intereses. Yo mismo creo haber encontrado duendes.

Además de manipular nuestras opiniones, muchas cosas simplemente no son reportadas. El 19 de mayo del 2011, el periódico británico de catorce décadas de antigüedad, The Statesman, reportó que Press Trust of India informó que el gobierno chino ha advertido a Washington “en términos inequívocos que cualquier ataque contra Paquistán sería interpretado como ataque contra China”, y aconsejó al gobierno de los EE.UU. “respetar la soberanía de Paquistán”. Como el pronosticador Gerald Celente y yo hemos advertido, los belicistas en Washington están conduciendo el mundo hacia una III Guerra Mundial. Una vez que un país es capturado por su complejo militar/de seguridad, la demanda por ganancias conduce al país más profundamente en la guerra.

Quizá el reporte de la India es una broma, o quizás los medios nunca-diligentes lo reporten mañana, pero esta advertencia extraordinaria de China no se ha reportado hasta ahora en los medios de los EE.UU. [Yo lo coloqué en OEN.] Los medios masivos de comunicación y una parte significativa del Internet están contentos con que nuestras opiniones sean manejadas por operaciones psicológicas y no por la información. Esto es porque yo escribí no hace mucho que los norteamericanos están viviendo hoy en el 1984 de George Orwell.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s